Esperando la Primavera

Llega la primavera, la estación más linda del año, y también una de las más atareadas para nosotros.

La Huerta en Primavera:

Adelantándonos a esta época, a fines del invierno comenzamos a realizar los almácigos de pimientos, albahaca y romero.

Marcamos la era destinada a la huerta y a la chacra. Preparamos la tierra y surcamos para darle un riego. La idea es que ni bien comiencen a emerger los yuyitos (malezas) podamos sacarlos mecánicamente, con azada y rastrillo sin necesidad de recurrir a herbicidas químicos. Por supuesto, no se hace de una sola vez, sino que es una tarea constante. Pensemos que esta tierra no fue usada por años y está totalmente invadida por chepica, etc. Me canso de sólo escribirlo!

marcando la huerta

La futura huerta y sus canales de riego.

Luego, cercamos para evitar la entrada de animales, como perros, liebres, etc.  Utilizamos algunos postes que sobraron de la viña y alambre de mediana tensión para abaratar costos.

Aún nos queda por resolver la fuente de agua, ya que el riego por acequia solamente está disponible por un par de horas a la semana y para una huerta esta frecuencia no es suficiente, especialmente en los meses de verano en los que el calor incrementa la evaporación.

En la Finca:

Durante los meses invernales en que el agua de riego estuvo cortada, limpiamos y punteamos las hijuelas internas que estaban embancadas. Tres palas de ancho, dos de profundidad, por 550m. Además, instalamos nuevas compuertas para sectorizar el riego enla viña. El objetivo es lograr que el agua, que se anuncia va a ser escasa este año por las falta de nevadas en la alta cordillera, llegue más rápido y así podamos aprovechar mejor el turno.

A fines de Agosto, comenzamos a podar la viña. Esta tarea nos está llevando mucho tiempo debido a que el principal objetivo es intentar vigorizar las plantitas que fueron muy descuidadas el año de su implantación. Tuvimos muchas pérdidas por hormigas, por invasión de malezas y por mal manejo en general. Aunque lo ideal sería replantar, no podemos hacerlo en este momento.

En la primer semana de Setiembre podamos los arbolitos frutales que plantamos el año pasado. Días después, dos durazneros y dos almendros ya estaban en flor!

El 6 de setiembre, en un surco a un costado de la huerta, plantamos unas estaquitas de vid de diferentes variedades. Son todas variedades de mesa, es decir, no son para hacer vino y además son sin semilla. El objetivo es hacer “barbechos” (barbados) para luego, el año que viene, plantarlas en su sitio definitivo. Será interesante observar y comparar el comportamiento de las distintas variedades, tanto por su sabor como por sus aptitudes para el secado.

Esta entrada fue publicada en Blog por Graciela. Guarda el enlace permanente.

Acerca de Graciela

Profesión(es): Médica Veterinaria. Diseño web. Programación. Traducciones. Ilustración de libros. Hobbies: Pintura (acuarela, pastel, acrílicos) y dibujo. Fotografía. Otros intereses: Astrología. Comportamiento y Conducta. Agricultura y cultivos sustentables. Política y Sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *