Agricultura orgánica y cambio climático

Ya que la subida global de las temperaturas y las configuraciones del tiempo se vuelven más variables, la interrelación entre el cambio climático y la agricultura resulta fundamental para entender el papel que la agricultura juega en la contribución y mitigación del calentamiento del planeta. La retención del carbono, la disminución del insumo de los recursos que dependen del combustible fósil, y el uso de las energías renovables son todas las oportunidades actuales para que la agricultura orgánica tome el camino para reducir el consumo de energía y mitigar los efectos negativos de las emisiones de la energía. La agricultura orgánica proporciona prácticas de gestión que pueden ayudar a que los granjeros se adapten al cambio climático con el refuerzo de los agroecosistemas, la diversificación de la cosecha y la producción del desarrollo ganadero, y la creación de bases de conocimiento de agricuñtores para prevenir y enfrentarse mejor a los cambios del clima.

La FAO promueve la agricultura orgánica como enfoque alternativo que aumenta el funcionamiento de recursos renovables y mejora los flujos de nutrientes y alimentos en los agroecosistemas. Las valoraciones del ciclo de la vida muestran que las emisiones en los sistemas convencionales de producción son cada vez más altas que las de los sistemas orgánicos, que se basan en área de la producción. Las prácticas de gestión orgánica pueden evitar las emisiones de óxidos nitrosos y del metano del suelo por su uso como cultivo o como pasto de las tierras secas de turba. Muchas pruebas de campo por todo el mundo muestran que la fertilización orgánica comparada con la fertilización mineral está aumentando el carbono orgánico del suelo y, así, retiene gran cantidad de CO2 de la atmósfera al suelo. Disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero para la producción de cultivos y aumentar la retención del carbono, junto con las ventajas adicionales de la biodiversidad y de otros servicios medioambientales, hacen de la agricultura orgánica un método de cultivo con muchas ventajas y con un potencial considerable para mitigar y adoptar al cambio climático.

Fuente: FAO

3 pensamientos en “Agricultura orgánica y cambio climático

    • Hola Liliana,
      Gracias por tu consulta.
      No hay que confundir una cosa con la otra. La mayoría del maíz que se vende no es transgénico, aunque seguramente no sea orgánico. Si compras en alguna agronomía semillas de maíz, especificando que no sean transgénicas, es probable que te fraccionen el producto (50 gramos a 100 gramos es más que suficiente para una huerta familiar). Pero lo más probable es que venga tratado con fungicidas o insecticidas para asegurarse la germinación y proteger a la plántula en sus primeros estadíos. Te puedes dar cuenta porque las semillas vienen como “recubiertas” de color.
      Para conseguir semillas orgánicas tendrías que obtenerlas de algún productor orgánico que produzca sus propias semillas.
      De cualquier forma, para una huerta familiar cuyo objetivo es la alimentación sana, lo mejor es comenzar con semillas que te pase algún vecino o agricultor pequeño que conozcas y sepas que no ha usado agroquímicos en exceso. Cuando tu maíz fructifique, ya no habrá residuos tóxicos peligrosos, y de a poco puedes ir produciendo tus propias semillas hasta lograr la certificación ( si ese fuera el objetivo final). El proceso lleva aprox, 5 años!
      Saludos, y suerte con tu búsqueda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *